Consuelo Villanueva

El pasado 16 de abril, y dentro del ciclo de encuentros telemáticos que organiza AGV gracias a la colaboración de LACOOOP, los asistentes tuvieron el placer de contar con la presencia de Consuelo Villanueva, directora de Instituciones y Grandes Cuentas de la Sociedad de Tasación. El motivo del encuentro no era otro que el de profundizar en un asunto de gran actualidad como es la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas. Unas tres R que van a contar con la financiación extraordinaria de las ayudas procedentes del fondo Next Generation de la UE y del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.

Consuelo Villanueva, desde un inicio, hizo ver que el contexto tenía que ver “con esa palabra mágica, la sostenibilidad”. Así, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible son los marcos imprescindibles para entender el momento que vive la sociedad mundial en lo referente al medio ambiente y a la construcción global del futuro. Y dentro de los Objetivos ESG, el número 11 es el que tiene que ver con el sector de la vivienda y el urbanismo. Ese que habla de que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

España es uno de los países que más fondos va a recibir (alrededor de 140.000 millones de euros de 2021 a 2026) y según Villanueva “es una oportunidad que no debemos dejar pasar para transformar la economía de nuestro país y poner en marcha programas de infraestructuras muy grandes, que no se podrían acometer de otra manera”. En cuanto al Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, ya se conoce que se basa en cuatro ejes, 10 políticas palanca y 30 proyectos.

En palabras de Consuelo Villanueva, “los ejes son importantes porque todos los proyectos que sean financiables al final van a tener que incidir en alguno de estos cuatro ejes y si no, están fuera de esto: Transición ecológica, Transformacion Digital, Cohesión Territorial y social e Igualdad de Género. La Transición Ecológica es la que incide directamente para nosotros en el sector inmobiliario por ese parque obsoleto de viviendas que tenemos actualmente. Y la Cohesión Territorial y Social también, porque este Plan llega a toda la Geografía e incide también a través de la Transformación Digital en la famosa España vaciada y las ciudades de menos de 5.000 habitantes”.

Mientras que en lo que a las palancas se refiere, en el sector incide la primera, la de Agenda Urbana y Rural, que según confesó la directora de la Sociedad de Tasación, “tiene dotación inicial de 5.300 millones de euros. Y digo inicial porque luego hay otras dotaciones como un Plan de Alquiler de Viviendas asequibles con otros 1.000 millones y otros 1.000 millones más para renovación de edificios de la Administración General del Estado”.

El gran reto es la modernización del parque de viviendas existentes de dos maneras. Primero, con la rehabilitación de los edificios existentes, tanto en su rehabilitación formal de la construcción como en su puesta en día en energética, porque el compromiso que tenemos es la descarbonización para el año 2050 y aquí, es donde sistemas de mejora de todo tipo de energías renovables, sistemas de ahorro energético, sistemas de adecuar los aislamientos térmicos, acústicos y también accesibilidad (la renovación del parque). Según Villanueva, “esto es mucho más que ambicioso, pero esto es lo que nos toca acometer como parte del sector inmobiliario”.

En su exposición dejó bien claro el porqué de las tres R ya que “el suelo es finito y no suele estar situado en aquellos puntos de tensión de demanda. Por lo tanto, tenemos un problema y es que no podemos seguir depredando el territorio porque no lo hay, tenemos que mirar hacia toda la parte construida”.

Para las actuaciones urbanas de rehabilitación habrá que seguir la estela que marque la Ley del suelo, su transmisión a las CC.AA. y su traslación a los planes generales de cada municipio. Ese será el camino a seguir. Según la directiva de la Sociedad de Tasaciones “las actuaciones de reforma o renovación de la urbanización, que inciden en la renovación de barrios, tienen los mismos deberes que las actuaciones de nueva urbanización, por lo tanto en las clases de suelo tradicionales, lo que está haciendo es tratarlo como suelo urbano no consolidado”.

En cuanto a la gestión de las actuaciones Villanueva destacó que tal y como señala la Ley del Suelo, podrán intervenir “…además de las comunidades y agrupaciones de comunidades de propietarios, las cooperativas de vivienda constituidas al efecto, los propietarios de construcciones, edificaciones y fincas urbanas, los titulares de derechos reales o de aprovechamiento, y las empresas, entidades o sociedades que intervengan en nombre de cualesquiera de los sujetos anteriores”.

Y en lo referente a la ejecución, la norma la deja al liderazgo público, aunque la gestión podría ser privada, bien a través de un agente rehabilitador, bien a través de convenios privados. No obstante, en su opinión “todo esto es a mi juicio está todavía por perfilar y por hacer”. Asimismo, hizo referencia a que a la hora de abordarlo piensa que “puede haber una palabra muy interesante que es la colaboración. Probablemente un solo agente o un solo actor no sea capaz de llevarlo a cabo”.

En cuanto a la complejidad de los proyectos que vienen afirmó que no serán fáciles de acometer pero que “lo que si tenéis las gestoras de cooperativas es una experiencia muy grande en gestión de personas, de conjuntos complejos. Eso es una aportación que no tiene nadie, es una colaboración privilegiada para alguien que también sea experto en alguno de los temas que a lo mejor las cooperativas se les queda en el aire. La colaboración quizá sea interesante para llevar a cabo proyectos grandes, cada uno con su expertise. Desde luego a la Administración hay que acompañarla”.

Para despedirse, Consuelo Villanueva quiso dejar un mensaje dulce en la audiencia con respecto a lo que viene, diciendo que “es un proyecto país, es un proyecto que me ilusiona, que no depende del partido político que esté. Tenemos que darle la lección a Europa y seguramente cuando se haga el primer ejemplo, vaya todo el mundo detrás.

Los asistentes agradecieron la presencia de la directora de Instituciones y Grandes Cuentas de la Sociedad de Tasaciones y coincidieron en que el encuentro había sido verdaderamente didáctico y útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba